Los actores cósmicos

Los planetas marcan los tiempos en que se desenvuelven los ciclos del la Tierra, las sociedades y las personas

Incluso quienes no practican Astrología, algo saben de los signos zodiacales. Para quienes empiezan su contacto serio con la Astrología, el primer punto es que lo más importante son los planetas, no los signos.

Los planetas son los actores cósmicos. Cada uno tiene una personalidad, un estilo, deseos, objetivos, formas. En términos psicológicos, los planetas representan las distintas partes de la psique que conforman la identidad.

De acuerdo con la condición en que se encuentre cada planeta, la necesidad o impulso que representa será fácilmente satisfechx, o encontrará obstáculos que le dificulten lograr lo que busca.

Los planetas representan funciones o dimensiones de la conciencia. La condición de un planeta en una carta astral se evalúa según su naturaleza, el signo en que se ubica, los aspectos o las relaciones que hace con otros planetas, su velocidad y otros factores.

Todxs compartimos los mismos planetas, es decir, las facultades mentales, necesidades y deseos que representan. Compartimos una estructura psicológica que nos hermana.

Sin embargo, en cada persona, estas dimensiones se expresan de forma distinta (de acuerdo con la condición en que se encuentre el planeta, la conciencia que tengamos de nuestros procesos internos y las decisiones que tomemos en el día a día).

¿Qué representa cada planeta en mi carta natal?

Estudiantes y entusiastas de la Astrología: acá les comparto una síntesis de las significaciones principales de cada planeta. Más adelante profundizaré en cada uno.

Significaciones básicas de cada planeta

Sol: quiere ser, expresarse, crear. Su energía es de vitalidad, entusiasmo, vigor, liderazgo, alegría, integridad, dignidad, honestidad, espontaneidad, nobleza y extraversión. Tal y como el Sol es el centro del sistema solar, a nivel psicológico representa el “yo”, esa parte de nosotros que busca dar coherencia a todo lo que somos, ser en el mundo y disfrutar de la vida.

Luna: quiere sentir, seguridad, comodidad y pertenecer. Es receptiva, recuerda, reacciona. Representa el mundo emocional, los hábitos y reacciones inconscientes que desarrollamos para protegernos y sentirnos segurxs. Es un reflejo de cómo nos sentimos sobre nosotrxs mismxs.

Mercurio: piensa, analiza, comprende, comunica, aprende, enseña, negocia, conecta. Representa la inteligencia lógica y racional y la necesidad de compartir las percepciones a través de las habilidades o la palabra. Mercurio es curioso, flexible, cambiante, veloz, ágil, ingenioso, elocuente, articulado y sabe cómo adaptarse a las circunstancias.

Venus: quiere atraer lo que desea y unir. Representa nuestro vínculo con lo que valoramos, ya sea en nosotrxs mismxs, en lxs demás o en lo material. Se asocia con la belleza, la armonía, el gozo, el deseo de fusión y la seducción. Indica lo que esperamos de nuestros vínculos afectivos, lo que deseamos, lo que más valoramos y el tipo de energía o estímulos que nos conectan con la sensualidad y el placer.

Marte: quiere ser independiente, lograr, conquistar, ser líder, separar. Representa nuestro vínculo con la asertividad, la forma en que decidimos y cómo vamos por lo que queremos, la manera en que expresamos nuestra ira y agresividad y aquello a lo que más energía le invertimos. Marte es acción, impulso, ambición, deseo, claridad y competitividad.

Júpiter: es confianza, visión, expansión, generosidad, optimismo, vitalidad, propósito y sabiduría. Busca conectarnos con el orden universal que nos trasciende. Representa el área de la vida y el tipo de energía en que tenemos buena fortuna, donde las puertas se abren sin que nos esforcemos mucho, donde sin razón aparente pareciéramos tener alguien que nos cuida, nos protege y nos ayuda.

Saturno: quiere madurez, responsabilidad, disciplina, logro, estructura, orden, sensatez, seguridad, calma, precaución y respeto por unx mismx. Saturno nos recuerda que vivir en la tierra tiene un costo y nos indica el camino para pagarlo de la forma más eficiente y con menor complicación. Representa los límites, dificultades, obstáculos, frustraciones que encontramos en el camino para crecer como personas.

Saturno es tu dimensión cauta, responsable y madura.

Los últimos tres planetas son transpersonales, lo que significa que lo que representan va más allá de lo individual. Se asocian con necesidades colectivas y el deseo de la conciencia por trascender al ego y conectar con dimensiones más elevadas de experiencia.

A diferencia de los planetas anteriores que influyen muy directamente en la personalidad, estos últimos operan de forma más sutil, tienden más a ser inconscientes, pero no por eso son menos poderosos. En realidad, los tres nos recuerdan de formas todavía más potentes que Júpiter y Saturno que en el universo hay fuerzas que nos trascienden, contra las que no vale la pena luchar, sino fluir con ellas.

Estos planetas sólo se usan en la Astrología moderna.

Urano: la aspiración de libertad y progreso. Representa la innovación, la rebeldía, la originalidad, la genialidad, la revolución, salirse de la caja e imaginar un futuro mejor.

Urano es tu dimensión rebelde y revolucionaria.

Neptuno: la dimensión de la consciencia que trasciende al ego y sabe que todos los fenómenos están interconectados. Se asocia con el arte, la espiritualidad y la fantasía. Busca conectarnos con la compasión, el altruismo y la tolerancia.

Plutón: la dimensión más cruda de la experiencia. Nos recuerda que si bien en el universo hay amor, armonía, bondad y belleza, también hay crueldad. Plutón representa aquello que no quisiéramos ver, pero está ahí: el abuso, la brutalidad, la muerte. Busca que nos demos cuenta que la muerte es parte de la vida, que la transformación es necesaria para mantener el equilibrio en el universo y que aunque muchas veces se experimente de forma dolorosa, también podemos aprender de las experiencias difíciles y crecer. Plutón es la fuerza que nos permite transmutar lo que ya no sirve, sea a nivel físico, emocional o espiritual. Es un catalizador de lo más profundo y poderoso que habita en nosotrxs y lo que nos rodea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .