Sobre mí

Mi nombre es María de los Ángeles López Michelena, estudié Comunicación, soy escritora de corazón, astróloga híbrida (trabajo con una mezcla de Astrología moderna y tradicional) y SOY RADICAL.

Radical de la autoaceptación.

Una de las misiones de mi vida ha sido sanar mental y emocionalmente para ayudar a otrxs a hacer lo mismo. Así llegué acá y me emociona mucho conocerte y acompañarte en tu camino.

Desde la fortaleza, la calma, la claridad, la vitalidad, la compasión, la humildad, la determinación, la paciencia y la sabiduría que vienen cuando nos reconciliamos con nosotrxs mismxs, es que entendemos nuestro rol en el mundo, crecemos y contribuimos a la creación de un mundo mejor.

Autoaceptación es poder pensar en “nosotrxs”, porque parto de un “yo” sano, maduro, fuerte, independiente, capaz, competente y responsable.

La Astrología ha sido una herramienta invaluable en mi camino a aceptar mi realidad y desde esa honestidad, transformar mi vida para bien.

Crónica de una escritora que quería ser astróloga.

Tras pasar un verano contemplando posibilidades y experimentando limitaciones, sobreviví la prueba emocional que implicó mi decisión de convertirme en astróloga profesional.

Enfrenté mi sensibilidad, mis miedos, mis reproches, mis regaños con aceptación total. Dejé de presionarme y me permití ser, a mi ritmo, a mi forma, pensando en la forma de ser de mayor beneficio para los demás.

Llegó entonces un otoño prometedor. Me sensibilicé ante la importancia de las relaciones significativas y la necesidad de transformación, regeneración y renacimiento. De ahí fluyó la expansión y el optimismo.

Llegó el invierno y por más que quise controlarlo todo, tuve que ir con el ritmo natural de las cosas, regresar sobre mis pasos y comprometerme con otro nivel de autodisciplina, método y estructura en mis servicios y mi vida.

Ante la inminente llegada de la primavera, me sentí lista para crear, compartir, seguir aprendiendo y acompañar a quienes quieren transitar su vida con mayor conciencia, mayor presencia y mayor involucramiento en la inminente necesidad de construir una sociedad más humana, más solidaria y funcional.

Gracias a mi familia, a todxs mis maestrxs, a México, al universo, a la vida y a la conciencia infinita que nos enseña que para vivir bien y disfrutar la vida, se necesita confianza y responsabilidad.